La Gastronomía de Chiapas es una mezcla de sabores y aromas que reflejan vida y costumbres de quienes la han habitado. Iniciada con los tradicionales elementos oriundos de esta tierra que se fue enriqueciendo con el paso del tiempo y con la llegada de nuevos pobladores, nuevos ingredientes y nuevas técnicas, hasta dar como resultado la variedad y exquisitez que hoy disfrutamos. La cocina tradicional chiapaneca tiene una inmensa variedad de platillos, algunos se preparan en todo el estado y otros varían o son únicos de cada región o poblado. Las recetas son una mezcla de ingredientes tradicionales con productos locales, resultado de la herencia hispana y las profundas raíces indígenas de nuestra tierra. Las comidas y bebidas de todo el estado tienen algo en común: su exquisito sabor que deleita y atrapa a los paladares más exigentes.

En Chiapas hay diversidad de platillos autóctonos por mencionar algunos como son: Frijol escumite con chilpiín, frijoles negros con carne salada de res, caldo de shuti, tamales de iguana, armadillo guisado,picte de elote, toro pinto y caldo de sihuamonte. También se preparan exquisitas bebidas como el agua de Chicha y el pozol reventado, pozol negro y blanco, cacao, pinol y taberna, tamarindo, tascalate, atol agrio, pinole.

Comida Artesanal

La gastronomía chiapaneca se caracteriza por su sabor y variedad entre los platos típicos de Chiapas destacan la pepita con tasajo. El platillo de pepita con tasajo. Se le llama Comida Grande, ya que es el guiso principal en fiestas especiales o en la Feria de Enero de Chiapa de Corzo. Está hecha a base de semillas de calabaza molidas con especies, agregándole tasajo; arne de res seca en tiras y salada.

El chipilín con bolita. Es uno de los platillos más característicos de la gastronomía chiapaneca incluye dos elementos primordiales de la dieta local, el maíz como masa y grano y la hierba conocida como chipilín; junto a otros ingredientes crean una sopa excepcionalmente sabrosa.

El cochito chiapaneco. Este es un platillo regional de Chiapas que se puede encontrar en todos los restaurantes de cocina tradicional y por las mañanas en locales que lo venden en tacos acompañado generalmente con pozol, es carne de cerdo que se prepara con la mezcla de ajo, cebolla, pimienta, tomillo, chile y achiote. Se le vierte vinagre y se hornea. Es un platillo mestizo, típico de Chiapas.

Tamales Regionales

Los tamales son hechos a base de masa de maíz, manteca o aceite. Se acompaña con diversas ingredientes de acuerdo al gusto y se envuelve en hoja de milpa o de plátano y otros más se hacen con ingredientes locales como el chipilín y elotes. Tamales de Chipilín; Con el delicado sabor del Chipilín, una hierba propia de Chiapas sirve de base para una de las más populares formas que tiene el tamal de la región. Tamales de bola; Carne de res y costillas de cerdo o pollo aderezadas con chiles anchos, tomates rojos y verdes y especias sirven de relleno a esta delicia que pertenece a la amplia gastronomía del maíz. Tamal de mole; Hecho con pollo o guajolote acompañado de mole, plátano, aceitunas, huevo, almendras, etc. Tamal toropinto; Contiene masa, frijoles tiernos y se envuelve en hoja de milpa.

Los tamales de elote mejor conocidos como pictes de elote también son de sabor dulce, y están rellenos únicamente de masa de maíz tierno, envueltos con hojas verdes de elote. A veces contienen algunos granos de elote.

Tamal de hierba santa; se le da el nombre porque esta elaborada con hojas de una planta que se produce en las partes húmedas de la región llamada hierba santa. Este es un tamal de los mas sencillos y fácil de hacer ya que solo se utilizan masas, frijol y las hojas de hierba santa,  los condimentos son muy fácil de conseguirlos al igual que los demás ya todos ellos se producen en la región.

Dulces y Panes Chiapanecos

Los dulces de Chiapas se expenden en las ferias de los pueblos y ciudades en donde se espera con ansiedad la llegada de las comerciantes, que expenden esta confitería. En el estado se elaboran  los dulces de camote y membrillo, suspiros a base de yuca,  dulce de coyol fruta del famoso árbol de donde se extrae la taberna.

Unos de los dulces de la region son los deliciosos nuégados; dulce de harina que se fríen y se les pone miel de azúcar o de piloncillo y el dulce de calabaza que en el mes de noviembre adorna los altares de muertos, elaborado de calabaza partida en trozos, azucar o canela y agua.

La importancia en la elaboración del pan no sólo radica en proveer para el autoconsumo, sino en que permitió el intercambio con productos que provenían de otras regiones. La variedad de panes  forjó una tradición que llega hasta nuestros días.  Sigue siendo una elaboración casera de panes, aunque con harina industrial, que llevan nombre como el de la cazueleja,  el llamado marquesote, horneado en latas; el pan de yema, el pan de manteca, las rosquillas, y el famoso pan de San Cristóbal completan entre otros la variedad de panes en esta región.